DO CALATAYUD

En esta denominación de origen a finales del siglo XII los monjes del Cister promovieron la plantación de la vid en esta zona y fundaron el Monasterio de Piedra.

Sus bodegas dan fe de la importancia de la vid en las tierras de su entorno.

Con la llegada de la filoxera a Francia los viñedos de la denominación se extendieron hasta superar las 44.000 ha.

Sin duda las buenas comunicaciones ferroviarias de Calatayud favorecían las exportaciones de vino y, en consecuencia, el cultivo de la vid.

En la década de los años 60 los viticultores se unen y crean las cooperativas.

Posteriormente viendo la calidad de los vinos elaborados, los bodegueros solicitaron la creación de esta denominación de origen.

Su ratificación sucedió a finales de los 80.

Mostrando el único resultado